Un nuevo Panamá sin corrupción, sin populismo, con libertad, educación y desarrollo sostenible

¿Es cierto que las limpiezas de playa no ayudan en nada?

Una vez al mes mi grupo medioambiental “Marabuntas” hace una limpieza en alguna playa, río, lago o sendero, la idea nació al ver que en cada lugar turístico que visitábamos había un exceso de basura, plástico y desperdicios en general.

En la última limpieza de playa en Panamá la Vieja el pasado 27 de Mayo de 2018 asistieron más de 200 personas armadas con sus bolsas de plástico, guantes y un fuerte propósito de tener un mejor mundo en el cual vivir.

Participaron entre pelaos que hacen trips por todo Panamá, miembros del Club de Leones, los Scouts, multiples empresas y universidades, todos dedicando su mañana del domingo a despejar de basura y sobre todo crear conciencia sobre la problemática del control de residuos en la sociedad.


¿Panamá está haciendo algo para solucionar estos problemas?

A pesar que Panamá esta suscrita al Convenio de Estocolmo, el Convenio de Viena, el Protocolo de Montreal Relativo a las Sustancias Agotadoras de la Capa de Ozono, la Convención marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático y Protocolo de Kioto, el Convenio Andrés Bello, tratado de derecho internacional público, y otros convenios internacionales en los que Panamá está suscrito. Pero esto ¿se cumple?

La respuesta es NO.

Los tratados y convenios son chiste pintado en un PDF del sitio web de nuestras instituciones. Los gobernantes deben dejar de pensar que con una firma en unas hojas todo se solucionará, los problemas se solucionan hablando con las personas y comunicándole como hacer bien las cosas.

Las limpiezas son buenas para crear conciencia sobre el tema de los desechos, pero sus detractores dicen que hacen poco para abordar la raíz del problema. (Reuters)

Aunque nadie puede decir que la dedicación desinteresada de cientos que asisten a estas limpiezas no ayuda, algunos expertos argumentan que tales limpiezas voluntarias no son la mejor manera de abordar la contaminación por plásticos que está ahogando ríos, destruyendo playas que alguna vez fueron bellas y costándole la vida a las ballenas, aves marinas y otros animales salvajes.

La contaminación por plásticos en nuestros ríos y mares es un problema monumental y multifacético con consecuencias globales

Los críticos argumentan que las limpiezas públicas no abordan las causas de esta contaminación. Según ellos, limpiar una playa no cambia la causa del problema, porque la marea volverá a crecer y traerá más vasos de plástico, botellas, sorbetes, bolsas y equipos de pesca desechados. Lo que tenemos que hacer, argumentan, es reducir el plástico innecesario en su origen, diseñar productos menos nocivos y desarrollar mejores procesos de reciclaje.

David Katz, fundador y director ejecutivo de The Plastic Bank, que monetiza los desechos de plástico convirtiéndolos en una moneda para ayuda a algunas de las personas más pobres del mundo, compara el problema con un fregadero desbordado: no tiene sentido que seques el piso si no has cerrado el grifo.

Sin embargo, hay evidencia convincente de que las campañas como las que organiza Marabuntas sí marcan la diferencia y no solo a corto plazo.

Cada pedazo de basura que se retira para ser reciclado o depositado en un vertedero significa que hay un artículo menos peligroso para las aves, tortugas o ballenas. Las limpiezas también restauran los hábitats de estas criaturas.

Manglares de Panamá la Vieja, 22 de abril de 2018 antes de su limpieza.

Las limpiezas de playas sirven para educar. Cuando los voluntarios ven cuánto plástico se deposita en nuestras costas, a menudo se sienten inspirados a reducir su dependencia de los de este material y, lo más importante, a correr la voz sobre los efectos del plástico.

Tiza Mafira, abogada y directora del movimiento sin fines de lucro Plastic Bag Diet en Indonesia dice que las limpiezas de playas dan a los voluntarios una idea clara de la magnitud del problema.

Algunos de los voluntarios que se quedaron hasta el final. (La bola de fútbol quedó ahí por casualidad)

“Una limpieza puede ser un tratamiento de choque, pero debe ir acompañado de una acción educativa o de seguimiento. De lo contrario, el tratamiento de choque solo puede dejar a los voluntarios con un sentimiento de indefensión”, dice esta abogada.

“Cuando hacemos limpiezas de playas o ríos siempre nos aseguramos de comprara bolsas biodegradables para contener los desechos y que la mayor parte de ese material recogido sea reciclado. Hay varias formas de clasificar y medir los residuos después de la limpieza, por tipo o por marca. Esto impulsa a los voluntarios a exigir medidas al gobierno o a las empresas que utilizan estos envases de plástico”.

Ángel Reyna, profesor de biología en la Universidad de Panamá, quién participa activamente en las limpiezas de playa con sus estudiantes comenta:

El problema radica en que muchas empresas siguen utilizando plásticos difíciles de reciclar y a medida que avance el tiempo van a requerir mas material de este tipo y seguirán generando y acumulando esta clase de desechos haciendo un daño permanente y aumentando la contaminación en distintas areas de los ecosistemas.


¿Pero cual es realmente el problema de la contaminación?

Muchos culpan a los plásticos, el mercurio, la falta de reciclaje y educación, pero la realidad es que es una combinación de todos ellos.

  1. No se educa sobre el cuidado del ambiente en las escuelas públicas o privadas (y no señores, un par de clases no es suficiente, necesitamos una MATERIA completa de esto).
  2. Se le permite a las empresas hacer lo que les da la gana, deberíamos prohibir los plásticos no biodegradables y materiales dañinos para el ambiente.
  3. Se le debería exigir a las empresas RECICLAR lo que botan a la basura.
  4. El estado con la AAUD debería tener un departamento de reciclaje con una infraestructura para ello.
  5. A los que insisten en violar las leyes deberían enviarlos a la AAUD para hacer limpiezas todos los días, selección de desperdicios y seguir su proceso hasta que el material sea materia prima nuevamente. (Evitaría el exceso de personas en cárceles y les enseñaría a cuidar el ambiente).

¿Por qué deberíamos seguir limpiando lugares contaminados?

Hay beneficios económicos de las limpiezas públicas. Si las playas están cubiertas de basura, los turistas no las visitarán. En noviembre pasado, la isla indonesia de Bali declaró una “emergencia de basura” en un tramo de seis kilómetros de costa, y las autoridades se vieron obligadas a desplegar limpiadores y camiones para recoger alrededor de 100 toneladas de desechos todos los días a un vertedero cercano.

Indonesia, que es la segunda mayor fuente de contaminación marina después de China, se unió a la campaña Mares Limpios de ONU Medio Ambiente y se comprometió a reducir los residuos de plástico marino en 70% para el año 2025. El país planea frenar el uso de bolsas de plástico, impulsar servicios de reciclaje y lanzar de campañas de limpieza.

Algunos isleños ya están trabajando duro. En febrero, One Island One Voice, un grupo que organiza regularmente limpiezas de playas, consiguió que más de 20.000 personas se ocupen de la basura en 120 playas alrededor de Bali.

La playa Versova de Bombay ha sido el escenario de una masiva limpieza, pero el problema de la contaminación persiste. (ONU Medio Ambiente)

La playa de Versova no es muy diferente a las playas de Panamá…

No se puede negar el hecho de que las limpiezas voluntarias protegen la vida silvestre, crean un impulso, aumentan la conciencia y salvan los hábitats amenazados. Sin embargo, es fundamental asegurarse de que se busque una cura a largo plazo, incluso mientras tratamos los síntomas de esta contaminación tóxica.

La contaminación por plásticos en nuestros ríos y mares es un problema monumental y multifacético con consecuencias globales. No hay una solución mágica y ninguna actividad individual puede hacer retroceder el reloj. Sin embargo, el compromiso público es crucial para alentar el cambio de comportamiento y aumentar la presión sobre los gobiernos y las empresas para que tomen medidas.

Al igual que con todos los desafíos ambientales a los que nos enfrentamos hoy día, todos los sectores tienen un papel que desempeñar si se quiere dar un giro definitivo a la situación. Puede que usted no tenga un título en ciencias o un puesto en el gobierno, pero todos podemos recoger la basura que está justo frente a nosotros. 

Pero en fin ¿funciona o no funciona hacer limpiezas de playa? ¡¡CLARO QUE FUNCIONA!! A corto, mediano y largo plazo.

Fuente: http://iresiduo.com/noticias/reino-unido/pnuma/18/05/23/limpiezas-playa-practica-sentido-o-poderosa-herramienta

By |2018-05-31T00:29:31+00:00mayo 29th, 2018|Medioambiente|0 Comments

Leave A Comment

A %d blogueros les gusta esto: